El Mundo en los Espejos – Otra Realidad

24 mundo de espejo - El Mundo en los Espejos - Otra Realidad

Hacía años que había encerrado el espíritu de Ana en el mundo de los espejos.
No me había gustado hacerlo, pero era necesario para poder robar su cuerpo. Desde entonces, no sólo había robado su cuerpo, también su vida y su familia.  Y para conseguirlo había condenado a Ana a la prisión del mundo paralelo de los reflejos. El mundo de los espejos es extraño, aunque está conectado al nuestro por los reflejos. Si me paraba detenidamente ante un espejo podía ver al fondo, allá perdida, a Ana intentando regresar a su mundo y a su cuerpo. Ella se había quedado en mi cuerpo masculino, desnudo y enfermo y buscaba una salida de su prisión dimensional.
Aunque yo pensaba que nunca la encontraría, ella parecía conocer el camino de vuelta. Cada vez que observaba un reflejo la veía más y más cercana a mí persona y a mí mundo. Desde entonces temía a los reflejos que me mostraban a Ana en mi cuerpo acercándose y decidida a atraparme. Parecía que había encontrado la forma de retornar, y su forma de volver era recuperar su cuerpo en este mundo y obligar a mi alma a volver a mi propio cuerpo que seguiría prisionero en la dimensión de los reflejos.
Desde entonces evitaba los espejos, hasta que un día vi mi propia imagen reflejada en el cristal protector de un cuadro e inmediatamente la imagen de Ana en mi cuerpo intentando atraparme. Por causa de la sorpresa apenas tuve tiempo de reaccionar y Ana intentó agarrarme por él brazo. Por suerte conseguí escapar.
Pero pronto me atrapará Ana y me condenará a la dimensión de los espejos. Entonces tendré que intentar robar otro cuerpo y condenar a otra alma a la dimensión paralela.
Tal vez seas tú mi próxima víctima porque puede ser cualquiera.