Laura – Posesión de Espíritu

27 Posesión de Espíritu Laura - Laura - Posesión de Espíritu

Yo me quedé en silencio mientras en mi mente imaginaba a mi alma como una nube blanca dentro de mi cuerpo. Después imaginé a esa nube blanca saliendo de mi cuerpo por cada uno de los poros de mi piel, por mi nariz y por mi boca. Incluso sentía como un viento me atravesaba y se solidificaba frente a mí.

Después imaginé el rostro de Laura, luego el cuerpo de Laura y veía como la nube blanca iba copiando su forma. Poco a poco se difuminaba por unas partes por otras se agrandaba hasta que copió la figura de Laura que yo tenía en mi mente.

Luego llegó lo más difícil, intenté sentir el alma de Laura, conocer dónde estaba y lo que ella hacía. Tras un largo rato hasta sentí un frío extraño, era el alma de Laura que caminaba dentro de su cuerpo en algún lugar lejano. Usando toda la fuerza de voluntad lancé a mi alma en forma de nube blanca hacía el lugar dónde había notado la presencia de Laura. En pocos segundos sentí a Laura. Sentí como mi alma luchaba de una forma salvaje con el alma de Laura. En mi cuerpo mortal sentía el daño y el dolor que me causaba la lucha desesperada del espíritu de Laura. El cansancio era tremendo y ya no podía mantener los ojos abiertos.

Exhausto los cerré.

Reuniendo la poca fuerza que me quedaba los volví a abrir y pude ver una calle extraña en una ciudad extraña. Miré a mis manos y a mis pechos y supe que había ganado la lucha. Mi alma había derrotado al alma de Laura y su cuerpo era ahora mi cuerpo. A través de los poros de su piel sentí el frío y noté la lluvia que caía sobre mi cara. Supe que en mi mano izquierda llevaba un paraguas, lo abrí y relajadamente marché hacia la casa de Laura, hacia mi nueva casa.