El Despertar – Medallón de Zulu

16 El Despertar - El Despertar - Medallón de Zulu

El dolor había sido terrible.  Nadie puede imaginarse el sufrimiento terrible que se siente cuando notas cómo se mueven los huesos dentro tu cuerpo. Cómo cambian los dientes de tu boca. Cómo reduces tú altura y te crecen senos en el pecho. Y lo peor de todo como se destruyen tus órganos sexuales masculinos y cómo crecen los femeninos.

Supongo que nunca hubiera soportado semejante tortura si no esperara un gran premio. El premio de tener el cuerpo de Elisa.

Y ahora lo tengo. Mi cuerpo ha cambiado hasta su última célula para ser idéntico al de Elisa. Ahora podía, por fin, abrir mis ojos, idénticos a los de Elia y podía ver un mundo más luminoso y más sugerente. Notaba el olor a hierba aún más fuerte al que recordaba y como mis tetas se excitaban sólo de pensar en mi nuevo cuerpo.

Ha aguantado media hora infernal en la que el “medallón de Zulu” me ha transformado en una mujer bella, joven y fuerte. Pero aún me faltan energías para levantarme de la hamaca y comenzar mi nueva vida. Sólo unos segundos más de descanso y podre robar la vida de Elisa, lo mismo que he robado su cuerpo. Robaré su familia, su trabajo y sus amistades. Usaré este maravilloso “Medallón de Zulu” para convertir a Elisa en el inmundo reptil que era yo hace tan sólo media hora, y después la humillaré como ella me humilló a mi mismo