Agradecimiento – Bodyhopper

Bodyhopper-agradecimiento-1

2

Carlo nunca se había atrevido a confesar su travestismo.

Siendo un niño le pidió a sus padres que no le gustaba que lo llamaran Carlo que quería que lo llamaran Carlota. Su padre se enfadó y le dio un bofetón. Cuando llegó a la adolescencia se vestía a escondidas con la ropa de su hermana mayor. Un día su padre lo descubrió y le dio un bofetón. Cuando llegó al Instituto se trvestía en su habitación. Hasta que un día su padre lo descubrió y le dio otro bofetón.

Pero la vida de Carlo mejoró inmensamente cuando llegó a la Universidad. Un día mientras desayunaba en la cafetería le hablaron de Alejandra, la chica más guapa de la ciudad y que daba la casualidad de que esa misma mañana iba a ir a clase de derecho económico. Los hicos no paraban de hablar de una mujer de tanta belleza. Contaban que la clase de Economía siempre estaba llena de estudiantes cuando ella asistía a clase. Carlo estaba curioso así que ese día acudió a clase de derecho económico. Lo primero que le llamó la atención era que el aula estaba llena sólo de estudiantes masculinos.  Había 12 chicos por cada chica en el aula. El ruido era inmenso, todo el mundo hablaba de Alejandra y de pronto todos callaron. Carlo pudo oír e lToc-toc  de unos zapatos de tacón acercándose. Y Alejandra entró a la clase. Los chicos se pusieron en pie y se arremolinaron alrededor de Alejandra. Carlo no podía ver nada, así que se acercó. Escuchaba a Alejandra reír, pero seguía sin poder verla. Así que empujo a algunos de sus compañeros hasta que pudo verla. A Carlo se le abrió la boca de asombro. Alejandra tenía un cuerpo espectacular, pero tenía la cara y el rostro de un hombre de 60 años, con arrugas y todo. Alejandra debió darse cuenta del asombro de Carlo y se le acercó, le susurró al oído que lo esperaba esa noche en su piso y le dio una nota de papel con su dirección y teléfono.  Los chicos alrededor de Carlo bramaban de rabia, no entendían que había visto la reina de la universidad en el maricón de la clase.

Carlo estuvo pensando en no ir a la cita. Temía una broma cruel y macabra. Pero acudió porque jamás podría explicar a sus compañeros que hubiera dado plantón a Alejandra. Así que Carlo fue a la dirección del papel. Tocó a la puerta y la abrió la misma Alejandra vestida en ropa interior de estampados rojos que mostraba casi por completo su espectacular cuerpo. Pero el rostro del anciano seguía en su cabeza. Entra y siéntate, tengo algo muy importante que contarte.

-¿sabes lo que es un bodyhopper? No, respondió Carlo.

-Un bodyhopper es alguien que puede poseer el cuerpo de otra persona y usarlo como si fuera el suyo propio. La gente normal no ve diferencias pero somos visibles para otros bodyhoppers que pueden ver nuestro rostro real en el cuerpo de la persona poseíada.

Carlo no salía de su asombro. Era algo increíble lo que estaba oyendo, pero la cara del viejo en el cuerpo de Alejandra le confirmaba que todo era cierto.

  • Si tú eres un bodyhopper y yo puedo verte, entonces, yo también lo soy. Pero, ¿Por qué no puedo yo cambiar de cuerpo?
  • Porque necesitas que otro bodyhopper active tus poderes que ahora están dormidos.
  • ¿Y cómo lo haces? ¿Puedes activar los míos?
  • Si, voy a hacerlo, prepárate a pasar la mejor noche de tu vida.

Alejandra cumplió su promesa. Carlo no sólo aprendió que era un bodyhopper esa noche, también aprendió a practicar el sexo heterosexual de una forma salvaje. Alejandra no sólo tenía un cuerpo increíble, también se movía de forma increíble. Carlo sintió cosas que antes ni siquiera podía imaginar.  Alejandra le contó todo lo que necesitaba saber sobre los bodyhoppers con la boca llena tras una felación. Luego besó en la boca a Carlo y esté saboreó el sabor de su propio semen mezclado con la saliva de Alejandra. Luego hicieron el amor varias veces hasta que Carlo exhausto cayó dormido.

Al día siguiente, cuando despertó Carlo encontró a Alejandra ya vestida y preparada para marcharse.

-He de irme, me marcho a Niza a cambiar de cuerpo por otro que me satisfaga más. Ahora ya estás completo, ya puedes usar tus poderes. Quizás algún día volvamos a vernos.

Tras decir esto, lanzó un beso a Carlo y se marchó.

Carlo no podía creer lo que acababa de descubrir y lo que sentía. Toda la vida pensando que era homosexual y resulta que los mejores momentos de su vida los había pasado con una mujer, bueno, un hombre con el cuerpo de una bellísima mujer.

Carlo sentía que estaba enamorado, que necesitaba estar al lado de Alejandra y volver a hacerle el amor. E iba a utilizar sus nuevos poderes para encontrarla.

Salió a la calle y utilizó por primera vez sus poderes para poseer a un hombre de poco más de treinta años que aparcaba su coche. Dentro del cuerpo del hombre arrancó el coche y marchó al aeropuerto. En el aeropuerto vio a una madre con una niña de 6 años que compraba dos billetes de avión para ir a Niza. Sin dudar poseyó el cuerpo de la niña e hizo el viaje al lado de su madre. Cuando el avión aterrizó, un hombre se le acercó, la levantó y le dio besos y abrazos mientras decía cuánto quería a su hijita y lo mucho que la echaba de menos. Carlo aprovechó la ocasión para poseer el cuerpo del hombre.  Acompañó a la mujer y a su hija hasta el hotel y allá se quedó con ellas. Esa misma noche hizo el amor con la mujer en su nuevo cuerpo, pero, no le gustó tanto la experiencia porque no sintió nada parecido a lo que había sentido con Alejandra.

Al día siguiente, Carlo marchó a la playa de Niza, dónde debía estar Alejandra y allá se encontró con una sesión fotográfica de las modelos de Victoria’s Secret. Ya no había dudas, aquí debería estar Alejandra buscando nuevo cuerpo. Cambió de cuerpo con un policía y así pudo moverse por toda la playa y ver de cerca a las modelos sin que nadie lo molestara. Pero no la encontró. Carlo había estado cerca de todas ellas y en ninguna de ellas era Alejandra. Ya se marchaba cuando la vio, En el cuerpo de un fotógrafo estaba la cara del anciano que antes poseyera a Alejandra. Se acercó al fotógrafo y le dijo: -Pensé que escogerías el cuerpo de una modelo

Este respondió: “para mí, no hay mejor cuerpo que el de un fotógrafo de Victoria’s Secret en día de trabajo”

Carlo respondió: “Tú me has hecho pasar la mejor noche de mi vida, ahora te voy a devolver el favor. ¿Cuál te gusta más de todas las modelos?”

Poco después Carlo descubrió que  era un bodyhopper muy poderoso y que podía realizar posesiones múltiples. Poseer al mismo tiempo a nueve modelos de lencería le hacía sentir muy poderoso. Si tener el cuerpo de una de ellas era algo maravilloso, el tener el cuerpo de nueve al mismo tiempo era simplemente inmejorable.

A Alejandra le esperaba una sorpresa mayor que la que él mismo tuvo cuando descubrió que era un bodyhopper.

Guerra de Bodyhoppers – Bodyhopper

Exhausta me quedé tumbada en el sillón.

Había conseguido expulsar al espíritu de André el bodyhopper. No iba a permitir que se quedara con el cuerpo que tanto deseaba.

Hace una semana que a Marta le tocó la lotería. La chica guapa, ahora, era además la chica millonaria. Marta había pasado de ser un objetivo secundario de los bodyhopper a convertirse en su objetivo prioritario.

En tan sólo siete días había sufrido cinco intentos de posesión por bodyhoppers

Marta ni siquiera pudo resistir el primer ataque, en menos de cinco minutos su cuerpo fue tomado por André el bodyhopper. Y André tuvo que defender su nuevo cuerpo de los ataques de los otros cuatro. Yo fui el quinto y el único que consiguió expulsar a André bodyhopper.

La lucha había sido terrible. André se había aferrado fortísimamente al cuerpo de Marta. Los esfuerzos que tuve que hacer para expulsarlo casi destrozan mi espíritu y estuvo muy cerca de matarme.  Yo conocía los grandes riesgos de abandonar tu propio cuerpo para intentar poseer otro y fracasar, si el poseedor del cuerpo consigue rechazarte entonces te encuentras sin cuerpo que habitar y tu alma se desintegra en la nada, causándote la muerte más espantosa. Pero tenía que intentarlo. El premio de tener el cuerpo de Marta y sus millones era demasiado grande para dejarlo escapar. La lucha por la posesión fue terrible. Por momentos sentí como ardía mi espíritu cuando André casi me expulsa del cuerpo de Marta. Noté como mi alma se disolvía en la nada. Dolores insufribles me cruzaron, sentía como si alma ardiera en el infierno y empezara a desaparecer. Pero conseguí resistir ese ataque y contratacar con la poca fuerza que me quedaba. Supongo que sorprendí a André y lo expulsé fuera del cuerpo de Marta. Vi como un humo blanco salía del cuerpo de Marta y se evaporaba en el aire, mientras tanto escuché gritos espantosos y me di cuenta que los estaba oyendo con los oídos de Marta.

Ahora, el cuerpo de Marta es mi cuerpo. Su vida es mi vida. Pero pronto volverán a atacarme. Pronto llegará un sexto bodyhopper a robarme este cuerpo. Tengo que estar preparado.

 

47 Guerra de Bodyhoppers - Guerra de Bodyhoppers - Bodyhopper

Madre orgullosa – Chantaje

33 Madre Orgullosa - Madre orgullosa - Chantaje

La admiro. Es capaz de abrirme la puerta y mantener la calma.

Ya hace una semana que la chantajeé para cambiar de cuerpo conmigo y parece que se está adaptando muy bien a su nuevo cuerpo, a su nuevo sexo, a su nueva edad y a su nueva servidumbre.

Era una buena madre, capaz de hacer cualquier cosa por su hija. Incluso regalar su cuerpo, su fortuna y su vida a la persona que raptó a su hija. La amenacé con torturar y matar a Laura si no cambiaba de cuerpos conmigo. Y demostró lo mucho que quiere a su hija aceptando casi de inmediato. Ahora tiene mi cuerpo y mi antiguo trabajo, simplemente me abre la puerta y me lleva las maletas.

Y yo soy la gran señora y la madre de Laura. Con su cuerpo me llegaron sentimientos nuevos. Como los que noté esta mañana cuando llegué con la policía al lugar donde un criminal había ocultado a mi hija. Jamás había vivido algo tan maravilloso como el momento en el que mi nueva hija se me abrazó llorosa y yo la consolé. Fue algo increíble, tengo una hija maravillosa, jamás haría nada contra ella y daría la vida para poder cuidarla. Y voy a protegerla denunciando al portero que fue quien la raptó. Así nunca podrá intentar recuperar su cuerpo y separarme de mi hija.

Chantaje de un BodyHopper – Bodyhopper

32 Chantaje de un Bodyhopper - Chantaje de un BodyHopper - Bodyhopper

Escúchame atentamente mamaíta.

Este precioso cuerpo es el de tu hijita, pero quien lo controla y quien te está hablando ahora mismo, soy yo, José el bodyhopper.

Y vas a hacer todo lo que yo te diga de ahora en adelante o me dedicaré a hacer videos porno de tu niñita, luego apalearé a mi hermanito de 2 años y finalmente te denunciaré a la policía por prostituirme con tus amigos y mi cariñoso papaito.

Además, si sigues sin hacerme caso, todos los días me voy a dedicar a masturbarme con el palo de la escoba. Te puedo asegurar que en menos de una semana el futuro de tu hija, de tu familia y de ti misma se habrá ido al guano para siempre.

Para evitar que esto suceda sólo tienes que hacer 2 cosas. La primera es depositar 500000 € en la cuenta bancaria que te indique y la segunda es dejar que te posea y controle tu cuerpo y tu vida cada vez que me dé la gana. Pero no te preocupes, sólo te voy a poseer en las vacaciones de verano cuando vayas a la playa con esos chicos tan guapos y también en las reuniones familiares hasta que cambie de cuerpo con una de tus hermanas.

Es maravilloso tener una mamaíta tan guapa, tan rica y que quiere tanto a su hijita, porque me va a hacer muy muy feliz.

Extraño Nacimiento de una BodyHopper – Bodyhopper

30 Extraño nacimiento de bodyhopper - Extraño Nacimiento de una BodyHopper - Bodyhopper

Hace más de dos horas que intenté robar el cuerpo de Magda y todavía no lo controlo.

No podía esperar tanta lucha y tanta resistencia.

–          Jamás lograrás que haga lo que tú quieres

–          Sólo es cuestión de tiempo

–          Si, en poco tiempo volveré a controlar mi cuerpo y tú serás tan sólo un pasajero en él

–          Como tú eres ahora

–          No, yo puedo aún luchar, pero tú pronto serás tan sólo un molesto recuerdo en mi memoria

–          Yo soy el bodyhopper y yo soy el que tiene el poder para controlar cuerpos

–          Pero te equivocaste, al poseer mi cuerpo, al entrar en él lo hiciste con todo tu poder y llenaste ese cuerpo con tu capacidad de bodyhopper, y como yo, aún, puedo controlar parte del cuerpo también controlo parte de tu poder. Y con eso me basta. En poco tiempo lo controlaré por completo y también controlaré tu poder.

–          Jamás conseguirás vencerme en esta lucha.

–          No te das cuenta, pero ya te he vencido, este es mi campo de batalla.

–          Yo soy el bodyhopper

–        – M e has hecho un gran favor. Ahora también lo soy yo, te estoy muy agradecida por intentar robarme el cuerpo siendo tan chapucero.

–          No, no puedes diluir mi voluntad

– Claro que puedo, ahora soy Magda la bodyhopper

La Primera Vez

5 La Primera Vez - La Primera Vez

Pero… Pero… ¿Dónde va mi cuerpo? ¿Por qué se mueve sólo? ¿ Quién soy yo ahora?

Era mi primera experiencia con Eduardo el bodyhopper. Era la primera vez que me robaba el cuerpo, pero por desgracia no iba ser la última, porque iba a haber una segunda vez y una tercera y una cuarta y una quinta y …

En los últimos años Eduardo ha pasado mucho más tiempo que yo dirigiendo  mi cuerpo. La primera vez sólo me quitó el cuerpo para quedarse con mi viaje de vacaciones al Caribe. Las siguientes fueron para tener sexo y para venderme como a una puta.

Me poseía y me desposeía una vez y otra, cada vez que volvía a mi cuerpo me encontraba exhausta y debía dedicarme a descansar. La mayoría de las veces estaba vestida en ropas de prostituta o con semen seco en los labios y apestando a sexo reciente.

Mientras escribo estas líneas aún lo hago en mi propio cuerpo, pero pronto lo volverá a controlar Eduardo, mientras me posee no puedo olvidar la primera vez que vi moverse mi cuerpo sin mi voluntad y la sonrisa de satisfacción de Eduardo con mi boca.